Desarticulado un grupo especializado en robar a mayores a la salida del banco

La operación se ha saldado con cuatro arrestos, la recuperación de casi 5.000 euros y el esclarecimiento de siete robos, aunque continúa abierta y no se descarta la participación de los detenidos en otros hechos similares

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo organizado que presuntamente se dedicaba al asalto de personas de edad cuando salían de entidades bancarias, seleccionando a las víctimas en Getafe, Leganés y varios distritos madrileños en las inmediaciones de sucursales, los días de cobro de las pensiones, tras seguirlas hasta sus domicilios.

La investigación se inició antes del verano cuando se denunciaron asaltos a personas de edad por el mismo procedimiento, todos los casos se producían en fechas aproximadas a los días en los que las víctimas cobraban la pensión. Los investigadores tras tener conocimiento de nuevos hechos, detectaron que los asaltantes tenían una estructura organizada.

Tras las pesquisas, los agentes comprobaron que los autores se desplazaban a las inmediaciones de las entidades bancarias, lugar en el que seleccionaban a las víctimas, y tras elegir a una persona de edad, uno de los componentes de la organización accedía también y comprobaba el tipo de operación que realizaba, si se trataba de retirada de efectivo se fijaba donde guardaban el dinero extraído.

No levantar sospechas

Para no levantar sospechas, ese mismo sujeto se aproximaba al mostrador para disimular sin realizar finalmente ninguna gestión. La información obtenida por este miembro era facilitada al resto de integrantes, dos de los cuales seguían a pie a la víctima hasta el portal de su domicilio, apoyado por el resto que iba en vehículo para facilitar la huida después del asalto.

Una vez que la víctima accedía al portal, dos de los componentes del grupo que previamente la habían seguido, accedían junto a ella y la abordaban tratando de distraerla con alguna pregunta, “treta” o usando una carpeta a modo de “muleta” para pedir firmas por alguna causa. Ese momento era el aprovechado para sustraer al descuido el dinero que portaban.

Los detenidos actuaban en Getafe, Leganés y Madrid
Pese al método empleado, en ciertos casos en los que las víctimas se percataban del engaño y oponían resistencia, los autores llegaban incluso a emplear la violencia para consumar sus actos. Posteriormente los asaltantes abandonaban el lugar en un vehículo que les esperaba con el resto de miembros del grupo.

Finalmente los investigadores identificaron a los cuatro integrantes de la banda, como presuntos autores de delitos de hurto y pertenencia a organización criminal, procediendo a su detención cuando se encontraban perpetrando un nuevo asalto a otra persona de edad.

A %d blogueros les gusta esto: