La sonrisa de los españoles ha cambiado: 1 de cada 3 afirma que actualmente sonríe más que antes del confinamiento y el 90% se siente optimista y valiente

  • Los hombres se consideran más optimistas que las mujeres y los jóvenes españoles son los que más sonríen ante la vida y los problemas
  • La salud es la principal preocupación de los españoles, seguida de la economía y el empleo
  • Escuchar música, hablar con amigos y familiares, y pasear, son las actividades a las que más recurren los españoles para levantar el ánimo
  • El 91% de los entrevistados afirma que ha aprendido a sonreír ante los problemas y el 96% considera que mantener una actitud positiva les ayuda a superarlos

Colgate-Palmolive España comparte los resultados de su I Barómetro del Optimismo, que revela cómo afrontan los españoles esta época de incertidumbre que también ha permitido a muchas personas sacar lo mejor de sí mismas. De hecho, el 90% de los encuestados se siente hoy valiente y positivo y 1 de cada 3 españoles (39%) reconoce que ahora sonríe más que antes, siendo los más jóvenes (18-34 años) los que más se identifican con esta afirmación. Esta iniciativa forma parte de la campaña #NuestraSonrisaNosHaceFuertes de Colgate para animar a la gente a mantener una actitud optimista que les ayude a superar cualquier reto y a mirar hacia el futuro con una sonrisa.

En la nueva normalidad las pequeñas cosas cobran mayor protagonismo que nunca. El 88% de los encuestados considera que ahora valora más aspectos cotidianos a los que antes no daba tanta importancia. Sin duda, la salud es lo que más aprecian los españoles, tanto la propia como la de sus familiares (58%). A continuación, señalan el pasar tiempo junto a sus seres queridos (23%), la libertad (14%) y las relaciones personales (4%). Esta es la tónica general, pero se dan algunas diferencias por edades: los jóvenes son los que más se decantan por pasar tiempo con los suyos y los mayores de 54 años los que más valoran la salud por encima de todo.

Y es precisamente la salud uno de los problemas que causan más estrés y quebraderos de cabeza a los españoles; el 68% de los encuestados así lo afirma, seguido de la economía (51%) y el empleo (41%). Las mujeres se preocupan más que los hombres por todas estas cuestiones y, por franjas de edad, los jóvenes son los que reconocen estar más preocupados por la economía y el trabajo mientras que los de edades más avanzadas se preocupan más por la salud.

El Barómetro del Optimismo de Colgate revela que el 88% de los entrevistados se considera optimista por naturaleza, siendo la cifra ligeramente superior en el caso de los hombres. Además, casi la totalidad de los encuestados (96%) cree que una actitud positiva ayuda a hacer frente a los problemas y a sobrellevar situaciones complicadas, de agobio o estrés.

De hecho, el estrés es una de las emociones más presentes entre los entrevistados: un 50% afirma haberlo padecido en alguna ocasión. Le siguen muy de cerca la tristeza y la ansiedad, con niveles próximos al 45%. La depresión y la apatía, aunque menos frecuentes, también han afectado a 1 de cada 4 entrevistados. Se trata de emociones que siempre pueden surgir, y más en tiempos de gran inestabilidad como el presente, pero la actitud positiva propia de los españoles se ha convertido en su mejor arma para combatirlos.

El espíritu optimista de los españoles persiste incluso cuando surgen los problemas. Las técnicas más eficaces para enfrentarse a ellos, según los encuestados, son: mirarlos con perspectiva (42%), enfocarse en lo que pueden aprender de la situación (26%) y evitar pensar demasiado en el problema (20%). Aquí se aprecian algunas diferencias por grupos de edad. Mientras los jóvenes piensan más en lo que pueden aprender de la situación, los mayores son los más partidarios de dar perspectiva a los problemas.

Además, la gran mayoría de los españoles dicen que han aprendido a sonreír ante la adversidad. Así lo afirma un rotundo 91% y tan solo el 9% de los encuestados no es capaz de ser positivo cuando tiene un problema en su vida.

Y es que los españoles siempre hemos hecho gala de nuestro carácter alegre y dado a las celebraciones, factores que contribuyen a nuestro positivismo. De hecho, los datos de la encuesta revelan que los españoles tienen más motivos de celebración que de enfado en sus vidas.

La mitad de los encuestados encuentra ‘algo’ que celebrar una o más veces al día; un 21% reconoce que celebra las cosas positivas que le pasan al menos una vez a la semana; y un 7% lo hace cada mes. En cambio, la mayoría de entrevistados (54%) se enfadan menos de dos veces a la semana y hay un 12% que… ¡no se enfada nunca! Las principales causas de los enfados están relacionadas con el comportamiento de familiares y amigos (67%), la sobrecarga de trabajo (46%) y el tener que esperar a alguien que se retrasa (42%).


Alejandro Mangas Díaz

Me encargo de la producción, grabación y edición del contenido audiovisual de Teleganés y la dirección de programas como Aqui en Leganés y Café para Dos. Además superviso los contenidos de la página web de Teleganés

A %d blogueros les gusta esto: