Las Pymes culpabilizan a Medio Ambiente de torpedear la campaña municipal para salvar a las pymes hosteleras de la crisis del coronavirus

  • Nota de la Asociación de Hosteleros de Madrid
  • La Plataforma por el Ocio se concentra ante la Junta de Distrito de Centro para denunciar el fracaso de la campaña de apoyo a la hostelería y de ampliación de terrazas
  • El ocio y la hostelería ponen en marcha la campaña “El Ayuntamiento de Madrid deja morir el centro” con un calendario de actos de protesta que culminará el próximo martes 2 de septiembre ante el Palacio de Cibeles

Tres meses y medio después del envío de la primera carta el pasado 17 de abril al alcalde de Madrid solicitando su ayuda para impulsar y apoyar la desescalada en el sector del ocio y la hostelería la Plataforma por el Ocio, la Hostelería, la Cultura y el Turismo de Madrid se ve en la necesidad de comparecer ante los medios de comunicación, organizando un acto de protesta, ante la sede de la Junta de Centro, para denunciar la incapacidad del Ayuntamiento para encontrar soluciones que permitieran proteger a las pymes del turismo y la cultura de Madrid y particularmente aquellas situadas en el distrito centro.

Las Pymes culpabilizan a Medio Ambiente de torpedear la campaña municipal para salvar a las pymes hosteleras de la crisis del coronavirus - La Viña

Un problema que se ha extendido por toda la ciudad pero que es particularmente agudo en el distrito Centro teniendo en cuenta que es el distrito que acumula un mayor nivel de actividad administrativa e institucional y los principales atractivos del patrimonio histórico, turístico y cultural, por lo que el teletrabajo y la desaparición de la actividad turística han provocado los efectos más devastadores en la ciudad precisamente en la zona de la ciudad en la que se concentra un mayor número de empresas turísticas hosteleras, de alojamiento, de ocio y de todo tipo.

Teniendo en cuenta todo lo anterior con el acto de hoy presentamos la campaña EL AYUNTAMIENTO DE MADRID DEJA MORIR EL CENTRO para denunciar la incapacidad del Ayuntamiento para promover medidas capaces de minimizar el impacto sobre las empresas y los puestos de trabajo de la crisis del coronavirus. Una campaña que a partir de hoy va a mantenerse viva y que culminará el próximo martes 2 de septiembre de la puerta del Palacio de Cibeles pero que, teniendo en cuenta la gravedad y extensión del impacto de esta crisis pretende estar viva lo largo de todo el verano y que el próximo fin de semana tendra continuidad con el cierre de todo el ocio nocturno de Madrid y más adelante, se trasladara al distrito de Moratalaz, para denunciar la situación de los locales de ocio y hostelería de la Lonja de Moratalaz y que pretende extenderse al conjunto de la ciudad.

Las Pymes culpabilizan a Medio Ambiente de torpedear la campaña ...

Cómo punto de partida las asociaciones que pertenecen a la Plataforma por el Ocio se ven en la necesidad de denunciar la falta de voluntad política por encontrar soluciones a los problemas planteados que hicieran posible las ampliaciones de terraza, o las peatonalizaciones temporales, por culpa de problemas burocráticos vinculados a un sistema ineficaz y con falta de recursos y que sistemáticamente aplica criterios restrictivos que perjudican a los emprendedores y a los ciudadanos en general. Unos criterios restrictivos cuyos principales culpables se encuentran en la Delegación de Medio Ambiente y Movilidad sin que hayamos conseguido que el delegado Borja Carabante haya podido entender la gravedad de la situación y la excepcionalidad que hacía necesaria la adopción de medidas extraordinarias que con carácter puntual y temporal hubieran aliviado la angustiosa situación de las pymes.

A nivel cuantitativo el fracaso de esta campaña se pone de manifiesto con los datos ofrecidos por el propio Ayuntamiento el pasado 22 de julio, según los cuales el Ayuntamiento ha recibido 3283 peticiones de terrazas y de las que se han resuelto únicamente el 55%, es decir 1806 autorizaciones. Si tenemos en cuenta, según las estimaciones del sector y de acuerdo con los expedientes presentados por las asociaciones pertenecientes a la plataforma, el 75% de estas autorizaciones se han producido de forma automática, de tal manera que las Juntas de Distrito únicamente habrían resuelto 450 expedientes, lo que supone apenas un 13,7% del total, de los cuales, la mayoría de las resoluciones han sido desfavorables. En definitiva, las interpretaciones permanentemente restrictivas y que no ha sido capaces de encontrar soluciones administrativas y de interpretación normativa han dejado abandonadas cerca de 1500 pymes de la hostelería madrileña que se ven abocadas a la ruina.

Como consecuencia de todas estas actuaciones, en estos momentos y según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa la Comunidad de Madrid ya ha perdido 35.000 puestos de trabajo en el sector de la hostelería y las previsiones son que durante el próximo otoño se agudiza esta crisis destruyendo hasta 78.000 puestos de trabajo absolutamente inasumibles para el sector del ocio y la hosteleria madrileña y que podrían haber encontrado fácil solución.

El fracaso de los planes de peatonalización temporal planteados en el barrio de La Latina en Malasaña, en la calle Jesús o en la calle del Reloj. Impedidos y obstaculizados por la Delegación de Medio Ambiente y Movilidad son el ejemplo de la falta de voluntad política y de interés por encontrar soluciones prácticas para abrir de forma temporal y por unos horarios determinados la vía pública a la actividad de las pymes, a la oferta de ocio y de hostelería que hubieran sido vitales para salvar las empresas y evitar su ruina económica.

La negativa a dedicar plazas de aparcamiento en el distrito Centro para implantar terrazas, como consecuencia de las imposiciones de Madrid Central (que ahora se han anulado en los tribunales) que no cuenta con plazas azules de aparcamiento por lo que resulta imposible sacrificar unos centenares de plazas verdes de aparcamientos, que ahora mismo se encuentran vacías en plena temporada vacacional, hubieran salvado a las pymes, por no hablar del boicot a las terrazas para el ocio nocturno que se ve en la situación más vulnerable y restrictiva de todas pero que sigue sin tener ningún tipo de apoyo por parte del Ayuntamiento.

Por último, hay que denunciar la falta de voluntad sobre la suspensión de la ZPAE de centro, que impiden la concesión de nuevas terrazas con carácter temporal o recuperar los horarios de cierre de las terrazas que permitan garantizar durante el verano la escasa actividad de las pymes.

Se trata de situaciones flagrantes que nos vemos obligados a denunciar ante el Concejal de Centro pero señalando los responsables políticos y las causas que han provocado este caos y que debe encontrar pronta solución si no queremos que a la vuelta del verano tengamos el otoño más dramático de la historia de Madrid.


Alejandro Mangas Díaz

Me encargo de la producción, grabación y edición del contenido audiovisual de Teleganés y la dirección de programas como Aqui en Leganés y Café para Dos. Además superviso los contenidos de la página web de Teleganés

A %d blogueros les gusta esto: