Los ERTE por la epidemia no consumirán desempleo y podrán cobrar paro los trabajadores sin el mínimo cotizado

  • El Gobierno ha aprobado este martes con un segundo paquete de medidas económicas frente a la epidemia, con ayudas a las empresas, autónomos y asalariados
  • El Ejecutivo aprueba una moratoria en el pago de hipotecas a trabajadores afectados por la crisis

El Ejecutivo de coalición ha aprobado este martes su segundo paquete económico frente a la epidemia del coronavirus, con medidas puramente laborales y otras sociales de apoyo a los trabajadores y colectivos vulnerables, como una moratoria en el pago de hipotecas. En materia laboral, el Consejo de Ministros ha aprobado por decreto que los ERTE (expedientes de regulación de empleo temporales) debidos a la crisis sanitaria sean más ágiles y que los trabajadores afectados por estos puedan cobrar paro sin consumir sus derechos generados de prestación por desempleo, entre otras medidas, según confirman fuentes del Gobierno a eldiario.es. 

La regulación de los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE) ligados a la epidemia, así como una mayor protección por desempleo de los empleados que se vean afectados por ellos, era la exigencia prioritaria de los sindicatos y la patronal. En el primer día laborable en estado de alarma tuvo lugar una oleada de empresas que anunciaron ERTE, que alcanzan a decenas de miles de personas. Este martes, han anunciado esta medida más compañías como Adolfo Domínguez, para más de 700 trabajadores. 

Los representantes de trabajadores y empresarios destacan que facilitar los ERTE permitirá que las empresas acudan a esta medida temporal (por la que los trabajadores vuelven a sus puestos cuando termina el expediente) en lugar de despedir de manera definitiva a su personal. 

El decreto define específicamente lo que se entenderá por “fuerza mayor” en los ERTES en las actuales circunstancias de emergencia, que tiene un procedimiento más abreviado (con el visto bueno de la autoridad laboral en un máximo de 7 días y sin periodo de consultas con los trabajadores) y se simplifican los requisitos para su presentación. Además, se agilizan también los ERTE que se presenten por otros motivos, no de causa mayor, pero relacionados con el coronavirus: tendrán un periodo máximo de negociación de 7 días, en lugar de 15.  

El Gobierno permitirá, como habían pedido sindicatos y patronal, el cobro de la prestación por desempleo a todas las personas afectadas por estos ERTE relacionados con la crisis del coronavirus aunque no hubieran generado todavía el derecho a la prestación por desempleo (el llamado requisito de carencia).

Además, el tiempo que estas personas consuman paro, mientras duran los ERTE, no se restará de los derechos a la prestación de desempleo generados hasta el momento, que quedan intactos de cara al futuro. Esto es lo que se conoce como “contador a cero”.

El decreto también recoge beneficios específicos para los trabajadores fijos discontinuos, a tiempo parcial y cooperativistas en materia de prestaciones por desempleo y la prórroga automática de las prestaciones por desempleo. “Nadie perderá sus derechos por no poder acudir a las oficinas de empleo”, destacan en Trabajo. 

Por otro lado, el decreto también contempla medidas de apoyos a los empresarios y trabajadores autónomos, por ejemplo, respecto a las cotizaciones que deben ingresar a la Seguridad Social. 

En cuanto al teletrabajo, dada que es la opción más recomendada por Sanidad cuando sea posible implementarlo, Trabajo abre la mano en las exigencias habituales de las empresas en riesgos laborales, como pedían los empresarios, para que pueda ser aplicado en esta emergencia.


Dani Diaz

Fotógrafo, editor, operador de cámara. Me dedico al mundo audiovisual, trabajo como fotógrafo de eventos, books y productos. También edito y grabo vídeos. Tambien realizos paginas web y toda clase de ediciones. Contenido para youtube y programas de Tv.

A %d blogueros les gusta esto: