Qué hacer cuando llegamos de la calle a casa: los pasos para evitar convivir con el coronavirus

  • El doctor Xavier Xercavins, de Doctoralia, recomienda en Informativos Telecinco una serie de pasos para no infectar nuestro hogar

¿Qué tenemos que hacer cuando volvemos del trabajo a casa para prevenir el contagio? Las recomendaciones de la OMS son correctas para evitar la infección del nuevo coronavirus: lavarse las manos con frecuencia, no tocarse la cara o mantener la distancia y evitar el contacto.

Sin embargo, ante el repunte de casos, el doctor Xavier Xercavins, experto en Medicina Preventiva de Doctora lia explica a Informativos Telecinco una serie de detalles que pueden ayudar. “El circuito puede sonar excesivo, pero es muy necesario. Lo que tenemos encima es tremendo. Habrá que llegar un poco a situación de ‘locura’, en cuanto a limpieza. No es malo exagerar. Cuando una persona piensa que está exagerando, que se está pasando, ahí es el punto ideal. Nos hemos de pasar todos un poco”, comenta sobre el circuito que proporciona. 

“Lo ideal es tener en el portal un desinfectante. Esto tendrían que pensarlo los presidentes de las comunidades de vecinos para la cuestión de tocar los picaportes de las puertas del edificio. Antes de llegar al ascensor tendría que haber un líquido para las manos. Por lo menos así, la botonera estaría impecable”, comenta el doctor.

Al llegar a casa:

+ Antes de entrar. “Si no se ha hecho abajo, habría que echarse desinfectante (se recomienda llevar una botella de solución alcohólica). Al coger las llaves, las llaves se contaminan, si se cogen con las manos. Esto hay que pensarlo, porque luego las dejamos en la mesa del comedor o en la habitación y podríamos ir contaminando. Al hacer la higiene de manos, se recomienda también limpiar las llaves, darles un ‘masoteo’ con el líquido”, explica. 

Las llaves se pueden limpiar con desinfectante o alcohol para evitar contagios

+ Al entrar al piso. “Ya con la puerta abierta, recomiendo tener una bandeja de plástico (o recipiente) a la entrada para limpiar la suela de los zapatos o zapatillas. La bandeja (o recipiente) debe contener agua y lejía, una mezcla que utilizaban nuestras abuelas. Esto sirve para desinfectar la suela de los zapatos –hay que echar un vaso por medio cubo de agua-. Deben caber los dos pies. Vale solo con meter un poco la suela, hay que vigilar no manchar los pantalones”, señala. 

“También se recomienda tener una alfombrilla para secar la suela de los zapatos, una vez nos hemos puesto de pie sobre la bandeja para desinfectar las suelas. A partir de aquí, la alfombrilla está estéril, no tiene virus con la solución que hemos propuesto. De esta manera ya puedes entrar al piso y no hace falta cambiarte de zapatos”, añade.

“Otra opción es cambiarse de zapato o zapatillas justo al entrar: dejas el zapato que viene de la calle en cuarentena (una zona destinada a dejar las prendas con las que vengamos de la calle, donde deben pasar 24-48 horas sin que las toquemos) y te pones unos nuevos”, comenta. 

Zapatillas: deberíamos cambiarnos de par al entrar o limpiar las suelas con agua y lejía

“Estas recomendaciones se dan porque, normalmente, los niños juegan mucho por el suelo. Si nosotros llegamos a casa después de estar en la calle y no nos quitamos las zapatillas o no le aplicamos solución, pueden contagiarse. Los dos casos valen, pero el primero es más efectivo por la desinfección”, asegura.

+ Dentro de la casa: “La ropa puede estar contaminada cuando llegamos de la calle o de trabajar, si te has sentado en el metro, o en un banco por alguna circunstancia, por ejemplo. Lo ideal es quitarse la ropa y dejarla en cuarentena (la zona mencionada donde la ropa debe pasar 24-48 horas sin que la toquemos. Este lugar debe ser especialmente soleado, a ser posible). El virus puede durar 4 días en la superficie pero su capacidad de infección no supera las 24 horas, aunque todo esto se supone”, destaca. 

Ver imagen en Twitter

“Al usar chaqueta y pantalón, lo mejor es cambiarse. Dejar la ropa en cuarentena provoca que los microbios que puedan estar presentes se deshagan. Al día siguiente -o dos, opcional- ya te puedes volver a poner la ropa que ha pasado la cuarentena”, añade el doctor Xercavins. 

  • “Si vas a limpiarte las manos según entras a casa y luego te quitas la ropa, en esos momentos, pueden volver a contaminarse las manos. Hay que quitarse la ropa primero (la ropa externa, chaqueta y pantalón) y dejarla en la cuarentena. Después ya te lavas las manos”

“Este circuito te permite tener tu hogar inmaculado. Es lo ideal. Estar en casa sin pensar si puede haber algo en el suelo, en la ropa o en alguna parte”, explica. “Luego hay que ir con alcohol, preferiblemente, aunque también vale la mezcla de agua con lejía, pasando un trapo o servilleta por las manillas de las puertas, por la encimera de la cocina, por los grifos… Es lo recomendable”, apostilla. 

Cuando llegas con la compra

“Si has comprado fruta y una coliflor, por ejemplo, lo mejor es dejar la compra en el fregadero. Esto puede sonar exagerado, pero se puede echar algún producto desinfectante –que sea para comidas o una solución casera efectiva–. Luego, una vez ha reposado un rato, se lava todo con agua y ya está”, señala el experto en Medicina Preventiva. 

Una mujer coge las bolsas de la compra

“El virus no entra por la mano. Lo ideal ahora es utilizar bolsas de un solo uso. Una vez sacas los productos de la bolsa, hay que tirarla. Hay que evitar utilizar por las circunstancias del coronavirus las bolsas de tela, o si las utilizamos, echarlas a lavar en cuanto llegamos -a alta temperatura-. Si venimos de comprar, habría que hacer los pasos que recomiendo y, acto seguido, echar la bolsa a la basura o a lavar, y utilizar desinfectante o alcohol, tanto para las manos como para la manilla de la basura, por ejemplo”, señala. 

En cuanto a los productos del supermercado, cuando acudimos a hacer la compra, muchos pueden pensar que el virus está presente en las superficies después de haber sido tocados por tantas manos. “La mayoría de supermercados te proporcionan líquido a la entrada, por lo que se supone que las manos de todo el mundo que va a tocar el producto teóricamente si lo han hecho estarán limpias. Hay que tener precaución”, comenta al respecto. 

El circuito -para llegar a casa cuando venimos de la calle- hará que los virus desaparezcan, si los hay, claro.

El móvil, el ‘riesgo’ en la pantalla

“Cuando llegas a casa hay que sacar las cosas que llevamos en los pantalones y limpiarlas. Las llaves, la cartera y el móvil. Las llaves las desinfectas antes de entrar, si las vuelves a meter en el bolsillo pueden volver a contaminarse. Los objetos deberían pasar la cuarentena (de 24-48 horas) también”, explica Xercavins. 

Una mujer sonríe tras la mascarilla mirando su móvil

“Siempre hay que limpiar el móvil. Hay que pasar alcohol (puede ser puro) por la pantalla y por los extremos. Hay que dejarlo en una superficie que se seque. Así estará impecable. Tendremos las manos limpias, el dispositivo limpio y podremos ponernos el móvil en la oreja sin preocupaciones”, destca. 

“Cuando pasen tres días, llevando esta rutina de limpieza, podemos estar tranquilos porque no tendremos microbios en casa, si los hubiera, ya estarían muertos. En las calles deberían estar haciendo barridas de desinfección. La UME, por ejemplo, tendría que peinar las zonas en cuanto a limpieza, incluso entrando a las escaleras de los edificios”, asegura. 

“Todo esto que hablamos es sin convivir con alguien contagiado. Si conviviéramos, sería llevar a cabo todo el circuito mencionado con la persona encerrada en su habitación, en aislamiento. Un solo miembro de la familia se tendría que dedicar a la persona contagiada, para que si se contagia solo sea uno. Aunque aquí habría que aumentar las medidas, es otro capítulo”, explica. 

¿Es recomendable ir por las escaleras y evitar el ascensor?

“El virus va en ‘gotitas’ cuando sale de la boca o la nariz. Son gotas gordas, no es común que esté en las finas. Estas gotas caen al suelo, por lo tanto, en medio minuto, si entraran en contacto las secreciones con la botonera del ascensor, no habría virus. Se puede ir en ascensor –si ha pasado un minuto sin que haya nadie-, siempre solo y si es posible con el desinfectante”, señala el experto de Doctoralia. 

Botones de ascensor

“Se recomienda abrir las puertas con la manga si no queremos usar la mano. Pero, aunque te contamines las manos, el tema está en que inconscientemente nos tocamos la cara, es lo que más hay que evitar, es vital (también las gafas). No hay que ponerse el dedo en la nariz, la boca o los ojos (son las tres puertas de entrada). El virus no entra por la piel de la mano. Te puedes contaminar la mano tanto como quieras que el virus no penetra. Ahora, si te tocas el ojo, por ejemplo, pues te vas a infectar. Las manos son el vehículo en el que se transporta el germen”, concluye el doctor sobre cómo se puede prevenir el contagio de coronavirus en nuestros quehaceres con casi total seguridad.

Dani Diaz

Fotógrafo, editor, operador de cámara. Me dedico al mundo audiovisual, trabajo como fotógrafo de eventos, books y productos. También edito y grabo vídeos. Tambien realizos paginas web y toda clase de ediciones. Contenido para youtube y programas de Tv.

A %d blogueros les gusta esto: