Receta de la Semana: Salmorejo Cordobés

Dentro de las preparaciones típicas del verano, las sopas frías son unas de mis preferidas, y de eso en andalucía saben bastante. Que si el gazpacho andaluz, que si el ajoblanco malagueño… y hoy traemos otro clásico del verano.

Ingredientes (4 personas):

  • 1 kg de tomates maduros.
  • 150 gr de pan con buena miga (típicamente se utiliza el pan de telera Cordobés).
  • 1 diente de ajo.
  • 100 gr de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharadita de sal.
  • Para acompañar:
  • 2 huevos.
  • Jamón serrano en taquitos
Resultado de imagen de salmorejo cordobés ingredientes

INGREDIENTES PARA HACER SALMOREJO CORDOBÉS

Primero vamos a cocer los huevos. En un cazo pon suficiente agua para poder cubrir los huevos y al fuego a temperatura alta, y antes de que empiece a hervir introduce los huevos en ella (para evitar que se resquebrajen por la diferencia de temperatura).

Cuando empiece el agua a hervir cuenta 10 minutos para que se cuezan los huevos, y cuando se cumpla el tiempo retira el cazo del fuego y quita el agua caliente. Si necesitas enfriarlos rápidamente, déjalos a remojo en agua fría.

Lava los tomates, córtalos en cuartos y colócalos en el vaso de la batidora (también puedes utilizar una batidora de mano o un robot). Tritúralos durante un par de minutos hasta que la mezcla sea bastante homogénea.

Vierte el zumo de tomate que has preparado en un bol haciéndolo pasar a través de un colador para que quede fino y no incorpore pieles ni pepitas.
Zumo de tomate para el salmorejo

Trocea el pan y añádelo a ese bol.

Remuévelo todo junto para que el pan se humedezca, y déjalo reposar unos 10 minutos.
Mezcla pan y tomate

Resultado de imagen de salmorejo cordobés ingredientes

Enjuaga el vaso de la batidora con un chorro de agua fría, escúrrelo y vuelve a introducir la mezcla de tomate y pan en él. Incorpora además el diente de ajo pelado y la sal.

Tritúralo todo un par de minutos, y mientras está la batidora en acción ve incorporando el aceite de oliva poco a poco para que emulsione perfectamente, es decir, para que quede integrado en la mezcla. Verás que toma casi como por arte de magia un bonito color anaranjado.

Pruébalo y rectifícalo de sal si es necesario, y también puedes añadir un poquito de agua si está muy espeso, aunque lo ideal es que esté suficientemente denso como para aguantar el peso del acompañamiento de huevos y jamón.

Déjalo reposar en la nevera hasta que esté bien frío, al menos una hora, aunque de un día para otro está aún más sabroso.
Pela los huevos y trocéalos como prefieras. Haz lo mismo con el jamón, lo ideal es que esté en pequeños taquitos.

Tiempo: 15 minutos y el tiempo de enfriado

FUENTE: Recetas de escandalo link

A %d blogueros les gusta esto: