Anunciada una gran reforma en la línea 11 de Metro que se convertirá en la gran Línea Diagonal de Madrid

  • La Comunidad de Madrid va a convertir la línea 11 de Metro en la gran Línea Diagonal de Madrid, un nuevo eje de movilidad, de 33,5 kilómetros, que atravesará la ciudad de suroeste a nordeste, uniendo Cuatro Vientos con los nuevos desarrollos de Valdebebas.

El proyecto de la nueva Línea Diagonal de Madrid se hará por fases e integrará las ampliaciones ya previstas de la línea 11 de Metro, de Plaza Elíptica al futuro intercambiador de Conde de Casal; y la llegada del Metro a los nuevos desarrollos de Valdebebas.

Así, en el tramo el sur, la línea se extenderá desde su extremo actual en La Fortuna hasta Cuatro Vientos (con conexión con Cercanías y línea 10 de Metro), y se completará la ampliación ya anunciada de Plaza Elíptica a Conde de Casal. En total, 18,3 kilómetros que incluyen dos nuevas estaciones (Comillas y Madrid Río), la conexión con Atocha Renfe y un gran intercambiador en Conde de Casal para todo el corredor de la A-3.

El tramo central unirá Conde de Casal con Mar de Cristal, con conexión prevista en las estaciones de Vinateros, La Elipa, Pueblo Nuevo y Arturo Soria. Además, se estudiarán posibles nuevas paradas intermedias. En total, 8 kilómetros de longitud y conexiones con las líneas 2, 4, 5, 7, 8, 9 de Metro.

Por último, el tramo norte, de 7,2 kilómetros, unirá Mar de Cristal con la nueva estación de Ciudad de la Justicia (que actuará como intercambiador con la estación de Cercanías de Valdebebas), con la de Aeropuerto T-4 y con una nueva estación en la zona norte de Valdebebas. Este tramo garantiza la llegada de Metro a los nuevos desarrollos de la zona nordeste de Madrid (con infraestructuras clave como el nuevo hospital Isabel Zendal, la futura Ciudad de la Justicia, la ampliación de IFEMA o el aeropuerto) y sustituye al proyecto inicial de un ramal desde la línea 8.

La nueva Diagonal de Madrid favorecerá la descentralización de la movilidad en la ciudad, configurando una alternativa de transporte público que evita el paso obligado por las áreas centrales de Madrid y que mejora la conexión de barrios como el PAU de Carabanchel o los nuevos desarrollos de Valdebebas, con una alternativa más directa y con menor número de transbordos.

El proyecto servirá también para descargar las líneas 6 y 10, al facilitar intercambios con el mayor número posible de líneas de Metro y generar rutas alternativas y más directas para los viajeros. E impulsará la intermodalidad, al conectar siete de los principales intercambiadores con los que contará la ciudad: Cuatro Vientos, Plaza Elíptica, Atocha, Conde de Casal, Mar de Cristal, Valdebebas-Ciudad de la Justicia y Aeropuerto T-4.


Alejandro Mangas Díaz

Me encargo de la producción, grabación y edición del contenido audiovisual de Teleganés y la dirección de programas como Aqui en Leganés y Café para Dos. Además superviso los contenidos de la página web de Teleganés