Comenzamos a vacunar el lunes en su domicilio a 7.900 grandes dependientes y a sus cuidadores

  • La Comunidad de Madrid, a través de los profesionales de Enfermería de Atención Primaria, comienza el próximo lunes a vacunar en su domicilio a 7.925 grandes dependientes inmovilizados (pacientes que no se pueden desplazar de su domicilio por distintas circunstancias) y a sus cuidadores.

El paciente gran dependiente es una persona vulnerable que puede verse obligado a permanecer la mayor parte de su tiempo en cama o cuenta con una dificultad muy importante para desplazarse y requiere de un cuidador, motivo por el que se prioriza en la Estrategia de Vacunación de la Comunidad de Madrid. 

Los profesionales de Enfermería de Atención Primaria comienzan este viernes a contactar por teléfono con los pacientes inmovilizados para concertar la cita de la administración de la vacuna a partir del 8 de marzo, tanto para la persona dependiente como para sus cuidadores. 

Los pacientes grandes dependientes inmovilizados mayores de 55 años (7.360) recibirán durante el mes de marzo la primera dosis de la vacuna de Pfizer mientras que, a 565 personas con estas mismas características de entre 18 y 55 años, se les administrará la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca, dado que ésta solo se administra a ese grupo de edad. La Consejería de Sanidad prevé administrar la segunda dosis a los pacientes inmovilizados después de Semana Santa, siempre y cuando se cumplan las previsiones de entrega de vacunas por parte del Ministerio de Sanidad. 

De forma centralizada, a través de las siete Direcciones Asistenciales de Atención Primaria, a las que se adscriben los 262 centros de salud de la región, se llevará a cabo por parte de las enfermeras la administración de la vacuna en los domicilios de los pacientes. 

Dependientes con movilidad

Por otra parte, e igualmente a partir del próximo lunes, se inicia la vacunación en los centros de salud del grupo de cerca de 23.000 grandes dependientes con movilidad, es decir, que sus condiciones físicas les permiten desplazarse. Al igual que con la inoculación de los mayores de 80 años, iniciada el 25 de febrero, los profesionales de Atención Primaria contactarán por teléfono con estos pacientes y sus cuidadores para citarles en su centro de salud y proceder a la administración de la vacuna.

De este grupo de pacientes, se prevé que más de 17.000 correspondan a mayores de 55 años y por lo tanto se les inoculará con la vacuna de Pfizer, y el resto, más de 5.000 recibirán la vacuna de AstraZeneca, al tratarse de pacientes de 18 a 55 años.

Vacunación de mayores de 80 años

En cuanto al grupo de mayores de 80 años, un total de 90.000 personas mayores de 80 años de la Comunidad de Madrid han recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer frente al COVID-19 en su centro de salud, a un ritmo de 4.000 personas vacunadas a la hora. 

La campaña para inmunizar al grupo priorizado de 80 o más años se mantendrá en próximas semanas y se prevé administrar dosis progresivamente a más de 320.000 ciudadanos dentro de esta franja de edad. 

Inoculación y mantenimiento de las medidas preventivas

La Consejería de Sanidad recuerda que las personas que han recibido la vacuna (tanto una dosis o las dos) deben continuar adoptando las medidas preventivas esenciales para reducir la transmisión de la COVID-19, es decir, el uso de mascarilla de manera permanente salvo en el momento de la ingesta de comida o bebida, distancia interpersonal, lavado de manos y la ventilación frecuente en caso de espacios cerrados. Además de que ninguna vacuna protege al cien por cien, una persona vacunada también podría ser portadora de la infección y por lo tanto contagiar.


Irene Martín

Mi cargo actual es redactora en la web de Teleganés a su vez dirijo el Twitter del mismo.

Deja una respuesta