COVID-19: Variantes y cepas activas del virus.

  • En general los virus cambian continuamente a través de las mutaciones, y con el paso del tiempo dan lugar a nuevas variantes que en ocasiones pueden presentar diferencias en la agresividad, virulencia o resistencia del virus. 

Los coronavirus suelen tener tasas de mutación menores que la mayoría de los virus de ARN, lo que hace que sean más estables a lo largo del tiempo. El SARS-CoV2 se trata de un coronavirus y aunque se considera bastante estable, desde su aparición el invierno pasado los científicos han registrado unas 4000 mutaciones en su genoma en todo el mundo, aunque la mayoría de ellas sin importancia.

Diferencia entre el coronavirus y la COVID-19

Un coronavirus es un virus que afecta tanto a seres humanos como a animales, provocando infecciones respiratorias leves como resfriados o más graves como síndromes respiratorios agudos.

La COVID-19 es la enfermedad provocada por el coronavirus descubierto en Wuhan en diciembre de 2019, que ha provocado la actual pandemia.

Variantes del coronavirus que provoca la COVID-19

En la actualidad hay numerosas variantes del SARS-CoV2  activas en todo el mundo, como la D614G o la 20A.EU1. Sin embargo, en los últimos meses se han detectado nuevas variantes que generan cierta preocupación, como la B1.1.7, la B1.351, las P1 y P2, al presentar cambios importantes en el comportamiento como la capacidad de contagio del virus.

Variante D614G de la COVID-19

La D614G se identificó al inicio de la pandemia procedente de China y presenta una mutación que aumentaría la carga viral de las células infectadas lo que permitió que el virus se propagara rápidamente y por todo el mundo. 

Variante 20A.EU1 de la COVID-19

La variante 20A.EU1 fue identificada por primera vez el pasado verano en España y después de siete meses pasó a ser la dominante en Europa, y se caracteriza por presentar la mutación A222V en la proteína espícula. Se cree que la expansión de esta variante fue debida a los viajes realizados durante el verano y no porque aumentara su capacidad de infección.

Variante B1.1.7, la variante “Británica” de la COVID-19

En otoño del 2020 se detectó la nueva variante B1.1.7, en el Reino Unido, que presenta múltiples mutaciones y tiene una capacidad de propagación más de un 50% superior al virus original. Las mutaciones N501Y, las deleciones H69/V70 y la P681H, que se encuentran en la proteína espícula, serían las responsables de conferir mayor capacidad de transmisión e infección al virus.

Variante N501Y, la variante “Sudafricana” de la COVID-19

Otra variante con la mutación N501Y apareció casi simultáneamente en Sudáfrica, la B1.351. Esta variante además de presentar una elevada transmisibilidad presenta la mutación E484K, que podría ayudar al virus a evadir los anticuerpos neutralizantes.

Variantes P1 y P2, la variante “Brasileña” de la COVID-19

Finalmente, en enero de 2021 se detectaron dos nuevas variantes en Brasil, denominadas P1 y P2, que también presentan una elevada capacidad de propagación. La primera presenta más mutaciones que la segunda incluida la N501Y y ambas tienen la E484K.

De momento se desconoce cuál será la eficacia de las vacunas disponibles ante las diferentes variantes actuales y futuras. Aunque hay estudios que apuntan que algunas variantes podrían escapar de algunos anticuerpos, las vacunas siguen siendo la mejor opción ya que activan el sistema inmunológico y, aunque sea de forma parcial, ofrecen inmunidad ante el coronavirus.

Fuente: SFSalud.com. Link


Irene Martín

Mi cargo actual es redactora en la web de ‘Teleganés’ y a su vez dirijo el Twitter del mismo.