Cruz Roja atiende a más de 700.00 personas en la Comunidad de Madrid, en un año marcado por el Plan RESPONDE frente a la pandemia por Covid-19

  • El 8 de mayo se celebra el Día Mundial de la Cruz Roja y Media Luna Roja, en homenaje al aniversario del nacimiento de su fundador Henry Dunant.
  • Cruz Roja está presente en los 180 municipios de la Comunidad de Madrid, con más de 90 puntos de actividad en funcionamiento y la participación de más de 20.000 personas voluntarias.

La celebración del Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja se ve indudablemente marcada por el Plan RESPONDE, que supone la mayor movilización de recursos, capacidades y personas de Cruz Roja hasta la fecha, a causa de la crisis sociosanitaria derivada de la pandemia por Covid-19.

En un día como este, Cruz Roja de la Comunidad de Madrid quiere aprovechar para poner en valor y dar a conocer la labor que ha realizado durante 2020, un año de especial dificultad en el que se ha disparado la solidaridad, permitiendo ejecutar una actuación sin precedentes y cumplir con su objetivo de estar cada vez más cerca de las personas.

Y es que en el último año, Cruz Roja ha atendido a más de 428.000 personas dentro de sus distintas áreas de actuación habituales en la Comunidad de Madrid, a las que habría que sumar las más de 273.000 personas atendidas en su plan RESPONDE frente a la pandemia.

Cruz Roja está presente en los 180 municipios de la Comunidad de Madrid, con más de 90 puntos de actividad, el compromiso de más de 20.000 personas voluntarias, y el apoyo de 235.200 personas y empresas socias.

El Plan RESPONDE, una movilización sin precedentes

La celebración del Día Mundial de la Cruz Roja y la Media Luna Roja tiene lugar durante la mayor operación de la historia de Cruz Roja Española, con el Plan RESPONDE frente al COVID-19.

Paralelamente a su intervención habitual, y a través del Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID-19, la Organización ha atendido a más de 273.600 personas en la Comunidad de Madrid, ofreciendo más de 3,27 millones de respuestas. En todo el país, la cifra de personas atendidas supera los 4 millones.

Esta actuación ha sido posible gracias a la implicación y el trabajo de más de 11.773 personas voluntarias, de las que el 60% son mujeres, con una edad media de 36 años y un nivel de estudios de Licenciatura. Cabe destacar que, en la Comunidad de Madrid, el 71% del personal voluntario durante el RESPONDE es de nueva incorporación: es decir, decidieron realizar por primera vez voluntariado a raíz de la situación de emergencia sanitaria derivada de la Covid-19. En total, durante este período se han sumado más de 336.600 horas de acción voluntaria.

Los retos por venir: Empleo y Educación

En su esfuerzo por situarse cada vez más cerca de las personas, Cruz Roja en la Comunidad de Madrid se ha fijado dos objetivos principales en los que continuar trabajando durante el próximo año: Educación y Empleo.

La Organización está decidida a seguir innovando para responder a las necesidades que impone la brecha digital. Por ello, y desde el área de Educación Cruz Roja ha realizado un gran esfuerzo para adaptar la actividad a todos los niveles y responder a las necesidades de la infancia y sus familias, por ejemplo, para seguir desarrollando el proyecto de promoción del éxito escolar a distancia, para que los que tienen más dificultades tuvieran un apoyo educativo y los recursos necesarios y nadie se quedase atrás. En esta línea, Cruz Roja ha atendido durante este período a más de 12.600 personas (58,8% mujeres) en la Comunidad de Madrid, ofreciendo más de 23.440 respuestas entre capacitación, entrega de bienes y seguimiento.

Además, y teniendo en cuenta la crisis sociosanitaria que atraviesa la sociedad en estos momentos, la Cruz Roja pretende seguir trabajando en el área de Empleo, fundamental para el desarrollo y bienestar de las personas usuarias. Esta ha sido una de las líneas clave del Plan RESPONDE: reducir el impacto económico del COVID-19 en materia de empleo. Así, durante este período se ha atendido a cerca de 17.600 personas (67,2% mujeres), ofreciendo más de 29.400 respuestas de información y orientación laboral, seguimiento telefónico y acompañamiento en el empleo a las personas con más dificultades para acceder al mercado laboral en este contexto de crisis socio sanitaria.

Historia del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

En 1859, un hombre de negocios suizo llamado Henry Dunant quedó horrorizado ante la visión de miles de soldados heridos que yacían en el campo de batalla de Solferino, en el norte de Italia. Sin demora, instó a la población local para que acudiera y ayudara a los soldados de ambos bandos.

En 1862 publicó la obra ‘Recuerdo de Solferino’, en la que hacía dos solemnes llamamientos: en primer lugar que se formaran, ya en tiempo de paz, sociedades de socorro cuyo personal enfermero debía mantenerse preparado para intervenir en tiempo de guerra; y en segundo lugar, que los voluntarios encargados de asistir a los servicios médicos del ejército, fueran reconocidos y protegidos en virtud de un acuerdo internacional. Estas ideas no tardaron en concretarse en lo que nació con el nombre de “Comité Internacional de Socorro a los Militares Heridos”, que más tarde pasó a llamarse Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El primer premio Nobel de Paz, Henry Dunant y su obra Recuerdo de Solferino, que ilustra un óleo sobre la batalla de 1859, de Carlo Bossoli.
Louis Appia, Guillaume-Henri Dufour, Henry Dunant, Théodore Maunoir, Gustave Moynier. Miembros del Comité de los Cinco, que más tarde se convirtió en el CICR.
© CICR / hist-00113

Tras una invitación del Comité Internacional, representantes de 16 países y cuatro instituciones filantrópicas se reunieron en 1863 en una Conferencia Internacional en Ginebra. Este acontecimiento impulsó la fundación de la Cruz Roja como Institución. Henry Dunant y los otros miembros del Comité querían además que se reconociera internacionalmente a la Cruz Roja y sus ideales y que se aprobara un Convenio para garantizar la protección de los servicios médicos en el campo de batalla.

Con tal finalidad, el Gobierno suizo decidió convocar una Conferencia Diplomática, que tuvo lugar en Ginebra en 1864. Participaron los representantes de 12 países y se aprobó un tratado, preparado por el Comité Internacional y titulado “Convenio de Ginebra para el mejoramiento de la suerte de los heridos en los ejércitos en campaña”. Este acuerdo fue el primer tratado de Derecho Internacional Humanitario. En esta Conferencia se aprobó además un marco jurídico que sentó algunos fines fundamentales de la Cruz Roja: acción efectiva de socorro a los heridos; los vehículos y el personal sanitario deberían ser considerados y respetados como neutrales; y además deberían ser protegidos en los conflictos bélicos.

En 1921, el Comité Internacional de la Cruz Roja adoptaría cuatro Principios: Caridad, Universalidad, Independencia e Imparcialidad. Tras la Segunda Guerra Mundial, una Conferencia Diplomática deliberó durante cuatro meses antes de aprobar los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, en los que se incluyen, por primera vez, disposiciones relativas a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra y que serían completados en 1977 con dos protocolos adicionales vigentes en la actualidad. Pero fue en 1965 cuando en la XX Conferencia Internacional de la Cruz Roja se definieron y aprobaron los siete principios fundamentales actualmente en vigor: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Voluntariado, Unidad y Universalidad.

Sobre Cruz Roja

Cruz Roja representa el mayor movimiento humanitario, ciudadano e independiente del mundo que lleva 156 años colaborando con entidades públicas y privadas para que la humanidad y la dignidad llegue a todas las personas en cualquier lugar y en todo momento y circunstancias. Desde el comienzo de la crisis del COVID-19, Cruz Roja está actuando en todos los países del mundo afectados, representando la mayor movilización de recursos, capacidades y personas en su historia en favor de las personas más vulnerables y la población general.

En España, Cruz Roja cuenta con más de 250.000 personas voluntarias y más de 1.400 puntos de atención en todo el territorio, que permiten atender anualmente a más de 4 millones de personas a nivel nacional, de las que más de 1,7 millones son atendidas desde programas sociales. Con el apoyo de +1.360.000 socios, empresas y aliados.

Cruz Roja Española pertenece al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Medialuna Roja presente en 192 países. Actuando siempre bajo sus siete Principios Fundamentales: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter Voluntario, Unidad y Universalidad.


Irene Martín

Mi cargo actual es redactora en la web de Teleganés a su vez dirijo el Twitter del mismo.

Deja una respuesta