Entre Ansu y Messi liquidan al Leganés

  • El joven delantero desatasca el juego del Barça antes de que el capitán remate el triunfo

Ansu volvió y Ansu marcó. La joya de la cantera es la joya del Barça de los mayores a fuerza de aportar valiosos goles. El que anotó ante el Leganés sirvió para desatascar un duelo que empezaba a preocupar por el enredo azulgrana, incapaz de encontrar ni un puñetero pasillo para colarse en el área visitante.

Fati solo necesitó dos palmos para chutar entre las piernas de Tarín. Un palmo anuló el 2-0 obra de Griezmann por fuera de juego previo de Semedo. Messi se enfadó, con las consecuencias que eso suele desencadenar. Inició una jugada en la divisoria que solo se interrumpio con una falta, pero ya estaba en el área. Acabó la jugada transformando el penalti.

El niño rescató al equipo de un sonrojo telemático, con toda la hinchada frente a la tele sin que nadie siseara ni protestara por el juego del Barça. Que lo mereció, por la preocupante falta de ideas exhibida para resquebrajar el frontón del cuadro madrileño, que tarde o temprano se habría derrumbado. Fati lo resquebrajó de forma irreparable. El Camp Nou, aun vacío, sigue siendo inmenso, inacabable, para quienes corren sobre el césped.

El Leganés, esa fue su virtud, supo empequeñecerlo. El once de Aguirre quiso retrasar lo inevitable (el Barça había ganado 13 de los 14 partidos de local) con las tres líneas muy apretadas y lejos de Cuéllar. Redujo los espacios a costa de concederlos a sus espaldas. Valió la pena el riesgo porque el Barça juega muy poco en profundidad. Abusó de la bola al pie sin que nadie se ofreciera para un pase que casi nunca se produce.

Antes de la primera pausa de hidratación, que sirve más de tiempo muerto para los técnicos, solo se habían producido dos ocasiones de gol. Del Leganés ambas. Eraso se acobardó ante Ter Stegen. Lenglet, a contrapié, evitó el gol con el talón el primer intento de Guerrero. El poste evitó tres minutos después el segundo. De camino al descanso verdadero, el tradicional, llegó el primero del Barça con el letal disparo de Ansu. El muchacho solo duró 8 minutos más en la reanudación. Cedió el sitio a una vaca sagrada necesitada de rodaje y goles. Luis Suárez se encontró con el trabajo hecho.

Con rotaciones como dios manda –medio equipo nuevo- recibió el Barça a otro asequible rival como el Mallorca para que los jugadores vayan tomando el pulso a la nueva Liga del coronavirus antes de que empiece lo dificultoso: la visita a Sevilla de este viernes.

Se protegió el técnico manteniendo a los totems (Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Busquets, Messi y Griezmann) y renovó a los sulbalternos, con perdón. No engaña el cántabro en la sala de prensa. Las rotaciones no explicaron el mal despliegue local, sino el concepto de juego, muy plano y horizontal, sin despertar ni una exclamación de los cuatro gatos que se juntaron en el estadio. Todos profesionales, eso sí.

Entre los agraciados resaltó la reaparición de Ansu, imprescindible durante la epidemia lesional y ausente desde el 15 de febrero en la lista de once. Fati no elevó el tono general, abierto a la banda izquierda como si fuera Txiki Begiristain hace 30 años. Nunca pudo avanzar en perpendicular. Solo pisó el área una vez siguiendo la trompicada jugada de Junior, pero aprovechó la ocasión como en sus días primerizos: marcando un gol. Ayudó al marcador e, indirectamente, a que luego apareciera Riqui Puig con la jornada resuelta.

Setién eligió reforzar la posición de Griezmann más que premiar a Braithwaite con seguir de titular ante su exequipo tras marcar en Mallorca. La vuelta de Suárez está más calculada que un discurso político. No iba a sacrificar gratuitamente a Messi, teniendo en cuenta que 16 de los 20 goles anotados habían sido en el Camp Nou y sin suficientes partidos para que estuviera cansado. El capitán es un seguro de vida. Ansu prosigue sus precoces heroicidades.


Dani Diaz

Fotógrafo, editor, operador de cámara. Me dedico al mundo audiovisual, trabajo como fotógrafo de eventos, books y productos. También edito y grabo vídeos. Tambien realizos paginas web y toda clase de ediciones. Contenido para youtube y programas de Tv.

Deja una respuesta