La Federación de asociaciones vecinales de Leganés pide mejoras en la ciudad

  • Nota de prensa de la Federación de Asociaciones Vecinales de Leganés

Los barrios son los territorios-núcleo donde cada persona desarrollamos nuestras funciones básicas. Son los espacios de convivencia y socialización.

Por ello hay modelos urbanos que definen las instalaciones básicas que debe haber en cada barrio para favorecer un crecimiento integral, con fácil acceso a los recursos y a los servicios públicos por parte de la ciudadanía.
Los primeros desarrollos urbanísticos de Leganés se desarrollaron, más o menos, con esos criterios. La Fortuna, San Nicasio, Zarzaquemada, El Carrascal, ..

Según se iban ocupando por las personas, se había planificado la necesidad de colegios, de institutos, de comercios, de centros de salud, de instalaciones culturales y deportivas. Y estos barrios cuentan todos con esas instalaciones.
Sin embargo, con los nuevos desarrollos a finales de los 90 e inicios del S.XXI, han surgido nuevos barrios, algunos ya con más de 20 años, que siguen esperando la construcción de instalaciones básicas.

Es el caso de Leganés Norte, donde sólo hay centro de salud y un colegio, y de los desarrollos posteriores en los barrios de Arroyo Culebro, Vereda, Poza del Agua y Solagua, donde únicamente se están atendiendo las necesidades de colegios, y éstos por fases y con menos plazas de las necesarias, obligando a las niñas y niños a tener que desplazarse en transporte público para poder ir al colegio. Nada de centros de salud, de centros sociales y culturales, de centros deportivos.
Los centros de salud, dependientes de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ya sabemos todos cómo están. Con constantes movilizaciones del personal sanitario y de las asociaciones vecinales reclamando la incorporación de profesionales para evitar que se cierren centros.
Además de la exigencia de los centros de salud de Arroyo Culebro y Solagua y la apertura de las urgencias en el centro de salud de La Fortuna.
Pero los centros cívicos o culturales y los centros deportivos dependen del Ayuntamiento de Leganés. Y la situación actual es la siguiente:

  • En Leganés Norte se inician las obras de un centro cívico y cultural…, pero al llegar Santiago Llorente a la alcaldía, en lugar de concluir la obra, decide abandonar y vallar el “esqueleto”, obra carismática en el barrio. Sin centro cívico, sin instalaciones deportivas, pero eso sí, un edificio que iba ser destinado a Cultura, lleno de despachos y con una escasa biblioteca –respecto a lo que iba a ser-, en el acceso al centro, recogiendo todo el ruido de la escasa ciudadanía que accede al centro. Y tenemos un barrio sin una programación de actividades y sin espacio de convivencia para la ciudadanía, después de más de 20 años.
  • En Arroyo Culebro, se pone la primera piedra de un centro cívico hace una década, en plena campaña electoral. Pero ningún gobierno ha añadido más para ejecutar ese proyecto. El barrio, con más de 16 años de ocupación, no tiene ni centro cívico ni instalaciones deportivas. Ni siquiera se usa para dar servicio al barrio la nave que el Ayuntamiento de Leganés tiene, y que prefiere dar a un club privado o incluso tenerlo cerrado. Otro barrio sin una programación de actividades y sin espacio de convivencia para la ciudadanía, después de más de 16 años.
  • En Vereda de los Estudiantes, en la actualidad se está usando el antiguo Colegio Azorín para dar servicio como Hotel de asociaciones, tanto al barrio antiguo como a los nuevos desarrollos. No hay una programación de actividades para la ciudadanía desde el ayuntamiento, pero, al menos, hay un espacio de convivencia y para el desarrollo de las iniciativas de las asociaciones del barrio. Ninguna instalación deportiva.
  • En los desarrollos de Solagua-Poza del Agua, un nuevo barrio, con más de 6 años de asentamiento de los vecinos y vecinas y sin un centro cívico ni instalación deportiva.
  • Y Barrio Centro, un barrio antiguo, pero sin centro cívico. Y todo ello teniendo parcelas municipales para llevar a cabo dichas instalaciones y superávit en las arcas municipales.
    Y, tras tanto tiempo de espera, ¿cuál es su propuesta del alcalde, Santiago Llorente, para afrontar la próxima campaña electoral?
    Pues bien, lo que ha aprobado hace unos días en la Junta de gobierno es contratar los proyectos (es decir, los planos) para los proyectos de los centros culturales de Vereda y de Arroyo Culebro y para rehabilitar el Centro Santiago Amón, ocupado casi al 100% por la Escuela Municipal de Música y el Conservatorio. Ningún espacio para el Centro Cívico del Barrio Centro.
    Sin embargo, no ha tenido problema en aprobar 10 millones para una rotonda para un polígono industrial.

Pero lo mejor son los plazos:

El Ayuntamiento de Leganés pretende tener el proyecto del Santiago Amón para este año. Es posible que le dé tiempo a hacer la obra en lo que le queda de gobierno, aunque no sabemos si llegarán.

El proyecto para Vereda pretenden tenerlo para el año 2022, empezando por la demolición del actual centro cívico. Y sin plazo de ejecución del nuevo. Esto me recuerda a la Piscina Solagua. Vamos a demolerla para hacer una nueva –hace 14 años ya- y todavía estamos esperando. Por eso la asociación del barrio, junto a otras entidades y vecinos está pidiendo que el proyecto se desarrolle en otra parcela, sin necesidad de demoler el centro actual, que es la única realidad. Estamos en contra de demoler el edificio, queremos uno nuevo para tener más instalaciones en el barrio.

El proyecto para Arroyo Culebro se espera para el año 2023, en plena campaña electoral. No les va a dar tiempo ni a poner la primera piedra. – Y lo peor, ni siquiera han pensado en el resto de barrios: Leganés Norte, que sigue con el esqueleto y Barrio Centro y Solagua-Poza del Agua, sin contemplar siquiera un centro a futuro.
Estos son los compromisos de este gobierno. Muy indefinidos, muy a largo plazo cuando, quizá ellos ya no estén. Propuestas muy insuficientes y sin pensar en las necesidades de los y las vecinas.
Pero las asociaciones vecinales ya hemos acordado que estaremos en la calle para manifestar nuestro descontento y contar nuestras propuestas a la ciudadanía.


Alejandro Mangas Díaz

Me encargo de la producción, grabación y edición del contenido audiovisual de Teleganés y la dirección de programas como Aqui en Leganés y Café para Dos. Además superviso los contenidos de la página web de Teleganés

Deja una respuesta