Receta de la semana: Harira, la contundente sopa marroquí para el Ramadán

  • La harira es una contundente sopa marroquí conocida por ser tradicional en la época del Ramadán, aunque se puede preparar y disfrutar en cualquier otro período del año. Como ocurre con todo clásico, esta receta tiene muchas versiones, pero en todas están presentes el tomate y una legumbre.
  • Esta receta una adaptación de la receta compartida por Najat Kaanache en su programa Cocina marroquí de Canal Cocina. La chef marroquí es pura inspiración y su receta de harira nos ha parecido fabulosa. En ella usa cebolla morada, apio, pollo y una mezcla de hierbas y especias que la convierten en un platazo.
  • La combinación de garbanzos y lentejas en la misma olla es muy común, así como el añadido de huevo batido justo antes de servir. Esta sopa, que recuerda mucho a nuestros potajes tradicionales, está repleta de nutrientes y es perfecta para esos momentos en que el cuerpo y el alma nos piden un bocado reconfortante.

Ingredientes

Para 4 personas

  • Apio 40 g
  • Tomate 3
  • Cebolla morada 60 g
  • Muslos de pollo 300 g
  • Pimienta blanca molida 5 g
  • Sal 5 g
  • Cúrcuma molida 5 g
  • Canela molida 5 g
  • Aceite de oliva
  • Jengibre fresco 5 g
  • Perejil fresco 20 g
  • Cilantro fresco 20 g
  • Mantequilla 30 g
  • Azafrán en polvo, 1 sobre
  • Garbanzos cocidos 125 g
  • Fideos 125 g
  • Limón

Cómo hacer harira o sopa marroquí de verduras y legumbres (con pollo)

Lavamos el apio y los tomates. Troceamos y reservamos por separado. Pelamos la cebolla morada y el jengibre y rallamos ambos. Salpimentamos el pollo y condimentamos con cúrcuma y canela. Calentamos un poco de aceite en una cacerola y doramos el pollo por ambos lados. Retiramos.

Incorporamos la cebolla y el jengibre rallados o finamente picados y sofreímos durante un par de minutos antes de agregar el apio picado, el tomate y la mantequilla.

Diluimos el azafrán en un poco de agua caliente y lo añadimos a la cacerola junto con los garbanzos cocidos y el pollo. Rectificamos el punto de especias si fuera necesario y cubrimos con agua.

Cocemos a fuego suave durante 45 minutos, con la cacerola tapada. Incorporamos los fideos y cocemos unos minutos más hasta que estén tiernos. Una vez transcurrido el tiempo, retiramos el pollo y lo desmenuzamos.

Servimos la sopa con el pollo desmenuzado y una cantidad generosa de perejil y cilantro picados por la superficie, así como unos gajos de limón y pan, mucho pan. Esto último es opcional, pero lo recomendamos fervientemente.

Con qué acompañar la harira o sopa marroquí de verduras y legumbres (con pollo)

Lo cierto es que la sopa harira es tan contundente y completa (esta versión lleva verduras, legumbres y pollo) que apenas necesita acompañamiento, aunque un buen pan le puede venir de fábula para mojar en su caldo. Es tan cremoso que casi parece una salsa.

Fuente: Directo al Paladar. Link


Irene Martín

Mi cargo actual es redactora en la web de Teleganés a su vez dirijo el Twitter del mismo.

Deja una respuesta