Postre de la semana: Tarta de chocolate blanco sin horno.

  • En la receta de hoy, vais a aprender a preparar una deliciosa tarta de chocolate blanco muy fácil. Es un postre casero que no precisa del horno para ser cocinado, lo que acorta mucho los tiempos de preparación y facilita el proceso, ya que no hay que jugar con temperaturas ni tiempos de horneado. Claro que por otra parte, sí que requiere varias horas de nevera para que la crema cuaje, así que recomiendo hacerla el día anterior a la celebración en la que vayáis a ofrecer la tarta.

INGREDIENTES PARA 10 PERSONAS

180 g de chocolate blanco en tableta

48 g de cuajada en polvo (4 sobres) o 12 g de gelatina neutra

1 l de nata líquida (crema de leche)

100 g de azúcar

250 ml de leche

14 galletas tipo digestive

125 g de mantequilla

60 g de nueces

Mermelada de arándanos

PREPARACIÓN PASO A PASO

1 – Trituramos las galletas para la base

Comenzaremos pulverizando las galletas y las nueces en la picadora que viene con la batidora. Una vez lo hayamos hecho, volcaremos todo el contenido en un bol y lo mezclaremos con la mantequilla, que habremos derretido ligeramente en el microondas previamente.

2 – Formamos la base en el molde

Cuando tengamos una pasta uniforme, la extenderemos en un molde de aro desmontable (en mi caso de 26 cm de diámetro) procurando que quede bien repartida. Daremos un poco más de altura al borde para evitar posibles pequeñas filatraciones de líquido. Luego meteremos el molde al congelador durante el tiempo que tardemos en preparar la mezcla líquida, para que la capa de galleta quede bien compacta.Formamos la base en el molde

3- Ahora pondremos una cazuela al fuego con la leche, la nata líquida, la cuajada en polvo y el azúcar. Removeremos para disolver estos dos últimos en los dos primeros. Podéis poner solo parte de la nata al principio, para que sea más fácil remover. Paso 3 de Tarta de chocolate blanco sin horno

4 – Cocinamos la masa

El fuego debe estar en una intensidad media-baja para que no llegue a hervir. Si veis que amenaza con hacerlo, bajadle intensidad. Cuando tengamos el líquido caliente, pondremos el chocolate blanco y lo iremos removiendo para que se funda y se mezcle con el resto del líquido.

Cocinamos la masa

5 – Ponemos la masa en el molde

Justo en el momento que veamos que quiere romper a hervir, siempre y cuando el chocolate ya esté fundido, retiraremos la cazuela del fuego y dejaremos que se atempere durante unos minutos. Si incorporamos la mezcla al molde demasiado caliente, podría fundir la mantequilla de la base y estropearla. Cuando vayamos a verter la mezcla, lo haremos poco a poco hasta ponerla toda.Ponemos la masa en el molde

6 – Una vez fría la tarta, desmoldamos

En este punto, meteremos la tarta de chocolate blanco a la nevera durante un mínimo de 6 horas, para que la crema quede bien cuajada. Como he dicho en la presentación de la receta, en caso de que no queráis correr ningún riesgo, preparad la tarta el día anterior.

Una vez fría la tarta, desmoldamos

7 – Montamos una ración en el plato

Pasadas las horas, retiraremos la tarta de chocolate blanco de la nevera y la desmoldaremos con cuidado de no romperla. Luego será cuestión de servirla con un poco de mermelada de arándanos.Montamos una ración en el plato

8 – Servimos y disfrutamos

 ya está amig@s, hemos terminado nuestra tarta de chocolate blanco sin horno. Una receta que espero que preparéis muy pronto en casa y subáis la foto final a Instagram mencionando mi cuenta @cocinafamiliarjr. Así veré que habéis hecho una de mis recetas y me pondré muy contento. Nada más por hoy, mañana más y mejor aquí, en Cocina Familiar.

VÍDEO DE LA RECETA PASO A PASO

Fuente: Cocina familiar.com. Link


Irene Martín

Mi cargo actual es redactora en la web de Teleganés a su vez dirijo el Twitter del mismo.

Deja una respuesta