El Pecado: «Renovarse o morir, pero llevando dentro el rock and roll hasta la muerte»

  • Llevan más de 20 años sobre los escenarios (Klimax, Paraelissa, Huracán Paquito…) y hace dos años regresaron, totalmente renovados como El Pecado

CONOCIENDO A LOS PECADORES

Son cinco locos, como bien señala el título de una de las canciones que incluye su disco homónimo (El Pecado, 2020), que vio la luz en todo el auge de la pandemia, aunque eso no impidiera que el videoclip del tema Angelina se gestara en pleno confinamiento y con ayuda de sus fans.

El Pecado en concierto en Fender (Getafe), el 11/2/20. Foto extraída del Facebook de El Pecado

Más tarde hablaré del disco, pero empecemos por el principio: los cinco locos.

Conocí a José Carrasco, vocalista de la banda, amén de rockero de pura cepa y amante de todo lo terrorífico, en La voz del terror, programa de radio de una emisora comunitaria de Getafe en la que yo colaboraba ocasionalmente leyendo relatos y poemas. Allí también conocí a la otra “pata” de los hermanos Carrasco: Sergio Medusa, joven vivaracho que pilotaba los mandos de aquella terrorífica nave como nadie.

Durante mi estancia allí, me contaron que habían formado parte de varias bandas en el pasado: Klimax, Paraelissa y Huracán Paquito, pero no fue hasta una noche de mayo de 2018 que no pude oír a este último en directo en Getafe, en la que sería su última vez, pero también su reencuentro en los escenarios con su último nombre, y mi primera vez escuchándolos.

La fuerza de aquel huracán que bautizaba al grupo, formado, además de por los hermanos Carrasco, por Julián, Javier y Juan, dejó huella en mí, grabándose a fuego en mi cabeza temas como Romance de la luna y el sol o El rey, todas con cierto aire aflamencado y con una marcada esencia rock como no había oído nunca y que me enamoraron.

NACE EL PECADO Y CON ÉL, EL DISCO

Ellos mismos comentan en su web que aquel concierto de mayo marcó un antes y un después en la banda.

Logo de El Pecado, extraído del Instagram de la banda

«Habían pasado desde la última vez que nos subimos juntos a un escenario, ni más ni menos, que la friolera de 18 años. Era de justicia hacerlo [tocar juntos otra vez]. Objetivo cumplido. Sueño realizado», escriben.

Pero, como el grupo admite: «(…) un día pensamos que tal vez lo mejor sería dejar las cosas del pasado en su sitio (…) Huracán tuvo su tiempo. El círculo está cerrado», aunque siguieron ensayando y componiendo canciones.

Y así, tiempo después, nació El Pecado, y con él, el disco: un álbum producido en Cube Studios por, ni más ni menos, que Carlos Escobedo (cantante de Sôber y Savia) y Alberto Seara. Un trabajo compuesto de diez temazos (sí, temazos) que viene a confirmar que, aunque, con nuevo nombre, la banda sigue en plena forma:

  • Acorralado: con la colaboración de Carlos Escobedo, nos hace entrar con muy buen pie en el disco, aunque hable de las cosas que nos acorralan en el día a día. «Cuando amanece, se me ha olvidado todo. Y todo me parece, un cenagal de lodo. La muerte que florece aullando con los lobos. Las vísceras y versos de este universo bobo».
  • Arrecife: Si hubiera que definir esta canción asociándola a un pecado capital, ese sería la lujuria, sin duda. Una lujuria elegante, envolvente, que nos hace querer nadar hasta el fondo de ese arrecife que da nombre a la canción. «Quiero hacértelo sin más, como tú quieras. Deslizando tu pasión de mil maneras. Que se tensen tus caderas en el aire».
  • Pánico: fue el primer single de la banda tras su lanzamiento y cuenta con Carlos Escobedo a los coros. Como en Acorralado, la rutina aprieta: «(…) Otra vez, nos tropezamos una y otra vez. Por la mañana duele hasta morir. La misma piedra vuelve a aparecer (…) Quiero tener un sueño mágico, que el mundo sea menos trágico cuando despierte».
  • Ecos al amanecer: desgarrador tema que aborda el drama de la inmigración con frases lapidarias. Y yo, que tuve la suerte de oír esta canción en acústico, confirmo que es maravillosa en cualquiera de sus formas. «Niños muertos en el mar, sangre evaporándose. Hoy falta materia gris. (…) El amor no es de quien tiene miedo al color de la piel».
  • El narcotraficante: en este tema, El Pecado y las voces de Recluso PK y Roberto Myzepk, de Pura Konciencia se baten en un duelo maravilloso que aúna el rock de los primeros con el rap de los segundos, creando una autentica bomba de relojería. «(…) coge tu mierda y vete. Aléjate de mí (…) hijo del rencor, trafico el dolor, huyo del perdón, enfriando el corazón (…) márchate, lárgate, déjame…».
  • Cinco locos: y, ¿quiénes iban a ser esos cinco locos sino los cinco miembros de El Pecado? Este tema es un repaso a sus andanzas, su época de pintura a rodillo con Huracán Paquito, pero también lo mucho que ansían que la diosa Fortuna les toque de una vez por todas. «Cinco locos van en tren. Cargan botes de pintura y un pincel, que Júpiter les regaló (…) suerte, hay muchas ganas de verte, y de que sucio nos la comas bien. Ya es hora de dejarse hacer».
  • Angelina: como Arrecife, Angelina es lujuria elegante, seductora como esa bailarina de la que nos habla y de quien no podemos evitar enamorarnos mientras escuchamos su historia.  «(…) Te puede hechizar. Te puede romper (…) Angelina, sombra y vida. Háblame. Hazme suspirar.Bailarina, loba herida. Bríndame tu fatalidad».
  • El fallo: su introducción casi hipnótica nos mete de lleno en el tema, una crítica muy dura y bien hilada a la pederastia en el seno de la iglesia. «Ven, obedece. Lame mi cruz. Tócame, tócame. Hoy, quiero darte un poco de fe, mi sudor, el pan y el vino».
  • La visión: esta vez nos presentan la escena de la liberación de Barrabás. «Barrabás, puedes ir. Eres libre ha con decidido el pueblo y no vas a morir».
  • Tóxico: ¿sabes eso de que tienes que vivir tu vida sin importar lo que digan, piensen o incluso esperen o quieran que hagas? Pues de eso trata esta canción. De ser tú mismo y desterrar a toda esa gente tóxica que te atosiga diciendo cómo tienes que vivir tu vida. «Soy así. A mi manera he de vivir. Que a mí nadie me va a exigir que he de decir, que he de sentir. Paso de ti. A nadie voy a consentir, que me diga cómo sentir, como vivir, como morir».

Y es que, ya lo dicen ellos mismos: renovarse o morir, pero llevando dentro el rock and roll hasta la muerte, y, con este álbum, sin duda, han demostrado que están más vivos que nunca. Y muy pronto les tendremos en Las entrevistas de Teleganés, así que, atentos.

¡Échatele un oído!

Cristina Bermejo Rey

Periodista y pequeña literata. Cuatro libros publicados. Infinidad de artículos por escribir. Redactora en la web de Teleganés (ocio, cultura, música, sucesos...) y presentadora ocasional de 'Las entrevistas de Teleganés'. «¿A quién vas a tener miedo, si todos hemos salido por el mismo sitio?» (Mi abuela, que era muy sabia).

Deja una respuesta