Hoy viernes 19 de agosto es el Día Mundial de la Fotografía

  • La fotografía, el arte de expresar por medio del lente de una cámara la realidad
  • Agustí Centelles, Carlos Pérez Siquier y Joan Fontcuberta son algunos de los fotógrafos españoles más reconocidos

El 19 de agosto se instauró en el calendario como el Día Mundial de la Fotografía. ¿Por qué este día? Se estableció para conmemorar el registro de la patente del daguerrotipo por el artista francés Louis Daguerre. La fotografía es un arte para expresar la realidad, los sentimientos, las necesidades o las evidencias de algún suceso a través de una imagen. Para celebrar este día, descubrimos a los fotógrafos españoles que ‘dispararon’ su cámara e inmortalizaron momentos que pasarán a la historia y también te proponemos varias exposiciones para festejar este arte.

Agustí Centelles, el fotorreportero de la Guerra Civil Española

“Hay imágenes que por sí solas simbolizan una vida o instantáneas que para siempre significarán una tragedia” y la peor desgracia que puede suceder es una contienda. Agustí Centelles retrató el dolor, el desastre, los escombros y las innumerables vidas pérdidas  de la Guerra Civil Española. Gracias a sus fotografías, las más representativas y famosas de la guerra, se le han considerado como uno de los pioneros del fotoperiodismo moderno en Europa. Sin embargo, su trabajo fue reconocido en los años 80.

Las fotos de la retaguardia en Barcelona fueron tomadas con su cámara. “Salí muy temprano de casa al oír los primeros cañonazos de las tropas sublevadas que bajaban, salían de la diagonal hacia el centro de Barcelona. Puesto que fui el primero y el único fotógrafo del 19 de julio por lo que salieron esas fotos únicas”. De él es una de las instantáneas más representativas de la guerra civil, fue tomada tras el bombardeo de Lérida, los familiares se estaban despidiendo de las victimas de aquella masacre. Agustí encuadró, enfocó y disparó en el momento crucial.

“La instantánea tiene una configuración vertical. Se observa de arriba hacia abajo una mujer de rostro muy blanco, contraído por el llanto vestida de negro. Sobre sus hombros, una mantilla de encaje bordados del mismo color, está semi arrodillada tras un muro gris del camposanto. Con un brazo se protege su vientre convulso por la pena. Con la otra mano tiende en un gesto reflejo de ayuda inútil, un pañuelo blanco hacia su marido que yace en el suelo”.

También estuvo presente en el frente de Aragón inmortalizando la contienda. “Había un ataque Zaragoza y había unos 30 carros de combate dispuestos a hacer la ofensiva que lanzaba al general Pozas, pero, sorprendió un bombardeo y destrozaron muchos. Nos metimos donde pudimos”.

Sus imágenes poseen la “virtud de reclamar el deseo de conocer quiénes son las personas que se retrata” bien sean en la retaguardia, combatiendo en las trincheras, huyendo o exiliados en los campamentos de refugiados.

Carlos Pérez Siquier, el pionero de la vanguardia fotográfica en España

Él era un “fotógrafo de fin de semana y vacaciones” porque era un aficionado que al mismo tiempo se estaba tratando se asegurar su sustento como trabajador en la banca. “La fotografía era un hobby con bastante limitación, no técnica, porque no tenía nada más que una camarita pequeña”. Sin embargo, sus imágenes comenzaron a tener éxito. Estudió fotografía en la Escuela Artes, fue un de los fundadores del grupo AFAL (Agrupación Fotográfica almeriense) y sin quererlo se convirtió en uno de los pioneros de la vanguardia fotográfica en España. Él no sabía lo que estaba haciendo: “No crea. Uno lo hace por intuición, no por una llamada. La llamada de esa llamada de la selva. De pronto sale un objeto, una persona que me comunica una emoción y yo trato de inmortalizarlo a través de la cámara”. Su nombre, Carlos Pérez Siquier.

Nacido a las orillas del mediterráneo, el mar ha sido y es importante en su vida y en obra. En los 50 comenzó a popularizarse cuando realizó una serie de las imágenes sobre el barrio almeriense de La Chanca. “Traté de buscar la dignidad, entrar en la psicología de aquella gente que aun siendo humilde tenían una forma de ser extraordinaria que todavía se mantiene”, afirmaba el autor sobre su trabajo. Además, se embarcó en el proyecto AFAL, una revista que recogía la obra de un grupo de fotógrafos donde daban a conocer las peculiaridades de nuestro país en el extranjero.

Asimismo, fue el fotógrafo colaborador del Ministerio de Turismo de España, donde fotografió la costa española para posteriormente ver sus imágenes en carteles y folletos. Sin embargo, él estaba comprometido con otro tipo de foto por lo que paralelamente inmortalizó las imágenes de su serie La playa. “Estaba haciendo una visión edulcorada de lo que era España y el turismo para España. Yo me encontraba un poco interiormente poco comprometido con otro tipo de foto. El tipo de fotos que yo me he guardado era la anti playa y entonces guardaba unas fotos que yo hacía para mí mismo en una cajita de zapatos, porque eso ha sido lo que después he sacado”.

Joan Fontcuberta, uno de los fotógrafos españoles más laureados a nivel internacional

Es uno de los grandes nombres de la fotografía española, su obra se ha ido coleccionando y expuesto por todos los recovecos del mundo. Su laborioso trabajo le ha sido merecedor del Premio Internacional de Fotografía Hasselblad o el Premio Nacional de Fotografía, entre otros. Su concepto de la artístico reside “en entender más bien como una situación de la cultura visual en el que correspondería a los tiempos, a las sensibilidades del siglo XXI”.

Asimismo, es un agudo pensador del poder de la imagen. En su ensayo La furia de las Imágenes explica “como la fotografía nos enfrenta a una nueva gestión social política de la realidad, pues a día de hoy estamos sumidos en un mundo masivo de imágenes”. Debido a que estas se encuentran en una circulación constante gracias a internet y carecen del “rol pasivo de antes”, un hecho que “desquicia” al catalán. En este mismo ensayo echa la vista atrás y “recuerda como en el siglo XIX la fotografía hizo que la pintura cambiara de rumbo, pero, sin borrarla del mapa”.

Tres exposiciones para celebrar el Día Mundial de la Fotografía

Hace 25 años nació PhotoEspaña. Su presidente Alberto Arnaut expone que la exposición emergió con el objetivo de “apoyar a los artistas, crear las plataformas para la presentación de sus trabajos y abrir las puertas de la fotografía a los públicos”. En la celebración de su cuarto de siglo la exposición sigue fiel a su cita anual donde “invita al espectador a ampliar su mirada, a cambiar de objetivo, a ir más allá de la mera fotografía, a ver de otra manera, con otro punto de vista”.

El eje central de la edición de este año es la fotografía documental con el proyecto “Esculpiendo la realidad”. Un recorrido por la historia del estilo documental desde sus inicios en los años 30 hasta la actualidad. Asimismo, en sus bodas de plata ha prestado interés en las mujeres fotógrafas de las que destacan Germaine Krull y Tina Modotti. Esta 25.ª edición reúne a más de 442 fotógrafos y artistas en 120 exposiciones, repartidas en 31 sedes nacionales y 12 internacionales hasta el 28 de agosto.

Precisamente hasta esa fecha la fundación Mapfre rinde homenaje póstumo a la figura de Carlos Pérez Siquier. La exposición es una “gran retrospectiva” que el propio fotógrafo abrió en Barcelona, pero, que la pandemia obligó a cerrar. “En ella revisa su peculiar y ecléctico legado. Se atrevió con el color cuando no estaba bien visto y sin salir de su Almería natal”.

“El aprendiz de mago retrata al maestro a través de su lente con otro prisma”. Así definen el proyecto de Gideon Lewin que “documentó el trabajo de su maestro, el gran fotógrafo neoyorquino Richard Avedon durante más de una década. A través de las distintas instantáneas se revelan muchas “claves de su vida y obra” en la primera exposición dedicada a Avedon en España.

El FotoNostrum barcelonés recoge hasta el dos de octubre 130 fotografías en las que muestran un recorrido por el lado más humano e íntimo del neoyorquino que con su explosiva creatividad, marcó la segunda mitad del siglo XX. “Nos muestra el lado divertido de Richard Avedon, a quien vemos bailando en fiestas”. Asimismo, Gideon Lewin descubre los entresijos de las “animadas” y “vibrantes” sesiones de fotos con Lauren Hutton en su estudio Anjelica Houston en Irlanda y nos adentra en el “lujoso reportaje para Vogue de la supermodelo Veruschka” en Japón, que marcó un hito.

Teleganés

Televisión Local de Leganés, disfruta de la actualidad y los eventos de Leganés en el canal 40 de TDT

Deja una respuesta